Nuestro fundador

  • Claudio Marangoni nació el 17 de noviembre de 1954  en la Ciudad de Rosario.  Se desempeñó como jugador profesional de fútbol entre los años 1978 y 1991.

    En la Argentina, jugó en la Primera División de los clubes Chacarita Juniors, San Lorenzo de Almagro, Huracán, Independiente y Boca Juniors; y en exterior en el Club Sunderland de Inglaterra. Además, lo hizo en la Selección Argentina entre los años 1983 y 1985.

    Como entrenador, formó parte del cuerpo técnico del Club Boca Juniors en los años 1991 y 1992 y tuvo a cargo la Dirección Técnica del Club Banfield en el año 1998.

    Fue durante su carrera como jugador profesional que  obtuvo su título de Licenciado en Kinesiología y decidió abrir una escuela de fútbol para niños. Detrás de dicha decisión se encontraba el reconocimiento de la falta de instituciones profesionales apropiadas para la enseñanza integral deportiva destinada niños, y un profundo compromiso social y vocación docente.

     

  •  

    Este compromiso queda resumido en la siguiente reflexión acerca del rol social que el juego y el deporte pueden tener en la comunidad y el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes:

    El deporte y los juegos representan un papel importante en la vida del niño. Además, la actividad física es esencial para el desarrollo físico, psicomotor y social hasta la adolescencia. El deporte constituye una forma de aprender valores que perduran toda la vida; también sabemos que mejora la motricidad y estimula el trabajo en equipo ayudando a los alumnos a adquirir la capacidad de socializar.

    (Escuela Marangoni, 2012, El Campito: Una Construcción Colectiva, p.59, Imprenta Dorrego: Buenos Aires)

    Tres décadas más tarde, el mismo compromiso fue el que lo potenció a sumar al diseño institucional a la Asociación Civil Valores y Deporte. Esta constituye una organización sin fines de lucro que tiene como objeto la promoción, impuso y práctica del deporte, en todas sus disciplinas, en niños, jóvenes, adolescentes y en la sociedad en general. A través de la misma, se ha logrado potenciar el accionar comunitario, colaborando con el sector público y privado.